Cómo Superar el Cansancio, la Fatiga y la Falta de Energía

Cuánta gente conocemos que vive cansada, fatigada y falta de energía? Amigos, familiares y conocidos que se la pasan quejándose de su cansancio constante, de sus jaquecas, sus dolores musculares y articulares, o de su malestar general. Lamentablemente, esto es moneda corriente en nuestra sociedad. Gente que no puede dormir si no toma calmantes, ansiolíticos o antidepresivos para frenar su cabeza durante la noche. O que no puede comenzar su día sin su “aspirina diaria” prescripta por su médico de cabecera. O que no se va a la cama sin su copa de vino o vaso de cerveza diario y sus series de Netflix o del Streaming que sea para distraer un poco la mente de la carga del día. 

Triste, pero real. Hay muchísima gente que vive en esta situación o parecida, y como consecuencia, viven su vida como una carga en términos generales, con ciertos momentos de felicidad o alegría pasajera, que usualmente resultan ser distracciones de sus “obligaciones” cotidianas. 

Sin ir al fondo de la cuestión, -pues las causas finales de este tipo de situación pueden llevar indefectiblemente al propósito final de la propia vida que se está viviendo-, a continuación enuncio cinco (5) tips o consejos para poder de a poco superar ese cansancio, fatiga y falta de energía que tanto afecta a las personas hoy en día y que termina perjudicando nuestra salud en general y que inevitablemente con el tiempo llevará a enfermedades graves.

1.- ALIMENTACIÓN: DISMINUIR HARINAS REFINADAS, AZÚCARES AÑADIDOS Y COMIDA PROCESADA. Hoy en día es sabido y está científicamente demostrado, que las harinas refinadas y los azúcares añadidos son altamente adictivos y al mismo tiempo perjudiciales para nuestra salud. No nutren al cuerpo en modo alguno ni lo hacen sentir saciado. Por el contrario, el cuerpo se siente permanentemente con hambre por no recibir los nutrientes necesarios y si principalmente le damos este tipo de alimentos basura, el cuerpo reaccionará como debe hacerlo para sobrevivir: acumular grasa para dejar de pasar hambre en el futuro. Por eso, lo ideal es cortar o disminuir al máximo posible este tipo de alimentos. Ya esto sólo, producirá un cambio muy grande y aumentará la energía corporal. 

2.- ACTIVIDAD FÍSICA: 10 A 15` DIARIOS DE EJERCICIO. Nuestros cuerpos fueron hechos para moverse. Estructuralmente, nuestros cuerpos, en términos generales, siguen siendo como los de los cavernícolas, que necesitaban moverse constantemente para conseguir alimentos y para huir de las bestias o de los enemigos que querían matarlos. A pesar de que hoy en día no debemos cazar nuestra comida para alimentarnos, ni debemos huir de animales salvajes o de tribus enemigas, nuestra estructura corporal, nuestra genética, está hecha y preparada para ello, por lo tanto, necesitamos mantenernos en movimiento. En lo personal, entiendo que lo mejor es el ejercicio con peso, ya sea este el propio cuerpo o con pesas. También los ejercicios de intervalos de alta intensidad o las caminatas. Con hacer de 10 a 15 minutos diarios de estos ejercicios, combinado con la aplicación del punto uno, nuestro cuerpo se irá transformando. 

3.- DESCANSO: CAMBIAR HÁBITOS DE SUEÑO. Debemos cambiar nuestra rutina al momento de buscar dormir. Es muy importante cenar temprano para no irse a la cama con el estómago lleno, por eso se recomienda cenar dos o tres horas antes de irse a dormir. También es importante “bajar las revoluciones” una vez que estamos en la cama: lo ideal es dejar el celular de lado, evitar las series y en su lugar leer un libro. Sin dudas, esto llevará a un sueño rápido. Si está acostumbrado a tomar pastillas para dormir y quiere dejarlas, consulte primero a su médico que se las prescribió. Pero si las deja y ve que los primeros días no puede conciliar el sueño, aguante, no recurra inmediatamente a las pastillas, y verá que en poco tiempo irá conciliando el sueño de manera normal. Procure también, dormir en total oscuridad y silencio, sin luces o ruidos que lo molesten. Y por último, busque dormir al menos 7 horas cada noche. Si usted lleva a cabo los puntos 1 y 2 CON CONSTANCIA, le garantizo que no tendrá mayores problemas para conciliar el sueño.

4.- TENER MÁS Y MEJOR SEXO. El sexo es una de las cosas más lindas de la vida, si se lo vive bien, sin culpas y a pleno disfrute del momento. No voy a dar consejos sobre posiciones ni con quién se debería tener relaciones sexuales, pero lo que sí puedo garantizar, es que el sexo es salud. El sexo bien vivido, nos hace sentir mejor, libera endorfinas, nos rejuvenece, mejora nuestra autoestima, nos hace sentir deseados y bellos. Y además, cuando la “sesión” sexual tiene buena duración, es un buen ejercicio cardiovascular. Nos ayudará a dormir mejor y nos dará hambre que deberíamos aprovechar para comer comida saludable. En cuanto a la cantidad de veces que se debe practicar el sexo, entiendo que eso es muy personal, aunque hay muchos sexólogos que hablan de al menos, dos o tres veces por semana.

5.- RELAJAR LA MENTE. EVITAR EL ESTRÉS. El último aspecto -aunque quizá el más importante-, es buscar controlar los pensamientos negativos que generalmente nos decimos. Ese crítico interno que llevamos dentro que constantemente nos dice que hacemos las cosas mal o que no somos suficientes. Es importante evitar la culpa y la ansiedad, es decir, el juzgarnos por lo que hicimos mal (pasado) y evitar preocuparnos por lo que puede o no suceder (futuro). Para esto es fundamental aprender a abocarse por completo al momento presente, al famoso AHORA. A pesar de que hoy está muy de moda esto, es muy poca la gente que realmente puede llevarlo a cabo y cumplirlo. La mayoría de las personas son dominadas por sus pensamientos y viven esclavos de ellos, lo que los lleva a vivir una vida de estrés constante en distintos aspectos: pareja, salud, trabajo, entre otros. 

En conclusión, si logramos cambiar nuestros hábitos en estos cinco aspectos de nuestra vida, sin lugar a dudas vamos a comenzar a superar el cansancio, la fatiga crónica y la falta de energía en nuestro día a día. Eso sumado a otros cambios que vamos a comenzar a notar, como la transformación de nuestro cuerpo, nuestra piel, nuestro humor y nuestra lucidez mental entre otros beneficios de nuestra salud en general. 

Federico Medina
Life & Wellness Coach

Si te gustó este artículo y te interesa este tipo de contenido sobre liderazgo y desarrollo personal, superación y cómo mejorar la vida en general, a través de mejorar aspectos como la salud y el desarrollo físico, las relaciones interpersonales y la abundancia y prosperidad individual, te invito a que te suscribas al blog dejando tu mail en el siguiente formulario. Muchas gracias!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.


0 comentarios sobre “Cómo Superar el Cansancio, la Fatiga y la Falta de Energía

Deja un comentario