No Te Da Miedo Tu Estilo de Vida Insano?

Cuántas veces nos encontramos pensando con preocupación y miedo, cosas como… «debería dejar de comer tan mal, voy a terminar con un problema coronario», o «si sigo fumando, me voy a agarrar un cáncer», o «tanto estrés me va a hacer explotar la cabeza», o «tanto alcohol me va a terminar matando…»

A veces incluso nos despertamos a mitad de la noche con taquicardia, con terror a que nos queden pocos años de vida. Cada vez nos enteramos de gente cercana de nuestra generación que tuvo un infarto, un accidente cerebro vascular, o que tiene diabetes, o que incluso han muerto.

Sin embargo, a pesar de esos miedos esporádicos,  esos avisos del universo, ese instinto natural de supervivencia, seguimos eligiendo mirar para otro lado. Hacer la vista gorda, y seguir la fiesta…

Seguimos comiendo pésimo, sin saber elegir los alimentos, sin una rutina ni un orden de comidas, seguimos tomando nuestra cervecita o vino diario, viendo nuestras series hasta pasada la media noche afectando nuestro descanso, seguimos sin cuestionarnos las cosas importantes de la vida y viviendo en piloto automático. No sea cosa que algo nos saque de nuestra zona de confort y debamos CAMBIAR.

Cambiar… qué cosa tan difícil. Si al final nos terminamos convenciendo que «total, si así estamos bien».  Pero de verdad estamos bien? Si estamos tan bien, entonces por qué estás leyendo este artículo? Por qué ves personas que parecen más felices, más saludables, más vitales y los admiras en secreto y en el fondo de tu alma, quisieras ser como ellos? Y así pasan las horas, los días, los meses, incluso los años, y todos sigue igual. Nada cambia realmente. Y sentimos que envejecemos. Nos estamos muriendo en vida, cada día un poco más.

Es evidente que en el fondo todo esto se debe a que le tenemos más miedo a tomar conciencia de nuestra vida y al cambio, que a morirnos jóvenes de una enfermedad consecuencia de nuestro estilo de vida. Esta es la triste realidad de mucha gente. Al final, es sólo COBARDÍA.

Aguantamos un matrimonio que es una carga constante, un trabajo que odiamos y relaciones forzadas porque simplemente tenemos miedo. 

Claramente la solución a esto no es fácil. No es fácil, pero sí es simple: armarse de coraje para prestar atención a esos avisos, tomar conciencia de nuestra situación, de nuestro pésimo estilo de vida, buscar un propósito en nuestra vida, un POR QUÉ y comenzar a cambiar las cosas. Paso a paso, metro a metro. Ya sea solo, o con ayuda. Pero comenzar de una buena y definitiva vez a cambiar eso que nos hace tan mal y que sabemos nos lleva por mal camino.

Si es que queremos tener una madurez y una vejez saludable, alegre, próspera y feliz en lugar de vivir con enfermedades, gastos médicos y siendo una carga para nuestros seres queridos. La decisión sigue siendo nuestra, hoy, ahora. Aún estamos a tiempo. 

Federico Medina
Life & Wellness Coach

Si te gustó este artículo y te interesa este tipo de contenido sobre liderazgo y desarrollo personal, superación y cómo mejorar la vida en general, a través de mejorar aspectos como la salud y el desarrollo físico, las relaciones interpersonales y la abundancia y prosperidad individual, te invito a que te suscribas al blog dejando tu mail en el siguiente formulario. Muchas gracias!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.


Deja un comentario